Al Jazeera estaría involucrado también.

La elección de Qatar como sede del Mundial 2022 ha estado rodeada, desde su candidatura, de sospechas de corrupción. Desde que ganó como sede se ha hablado de sobornos para lograr quedarse con la organización de la Copa del Mundo. El diario inglés The Sunday Times publicó en exclusiva documentos que supuestamente comprobarían que la FIFA aceptó dinero de Al Jazeera (medio qatarí) para arreglar la elección de la sede. Se habla de una cantidad cercana a los 880 millones de dólares.

Descubre al sucesor de Solari en el Madrid.

Según la información publicada 21 días antes de la votación final, en la que ganó Qatar, Al Jazeera ofreció 400 millones de dólares. Esto habría sido bajo el concepto de derechos de transmisión, pero se habría incluido una cláusula en la que se daría un bono a la FIFA si Qatar 2022 se quedaba con la sede. Esta cláusula la habrían puesto como “costes” de producción, cosa extraña, ya que eso usualmente lo paga la federación internacional.

Tan solo hacer la oferta ya es una violación a las reglas de la FIFA, que prohíbe que entidades vinculadas con la candidatura realicen ofertas financieras en relación con el proceso de elección de sede, siendo Al Jazeera propiedad del emir de Qatar y principal interesado en tener el Mundial en su país. En los documentos publicados aparece también la firma de Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, del grupo bein Media y de Qatar Sports Investments en calidad de manager general de Al Jazeera Satellite Network.

En 2013, también se le habrían ofrecido 480 millones de dólares a la FIFA. También por derechos de transmisión. Esta supuesta oferta se está investigando por la policía suiza. Llama la atención porque es un pago de cinco veces lo que se acostumbraba a pagar por esos derechos y más por hacerse sin saber las sedes que organizarían el Mundial. El rotativo inglés advierte que la entidad comandada por Gianni Infantino estará recibiendo un pago de 100 millones de euros el próximo mes, que forma parte de los 880 previamente mencionados. Damian Collins, presidente del Comité Digital de Cultura, Medios y Deportes del Parlamento británico, dijo que FIFA debería congelar el pago y abrir investigación.