• El mexicano jugó los noventa minutos en la derrota ante Sevilla.

A manera de continuación en la vigésimo séptima jornada del campeonato liguero en España, sonó el primer silbatazo para anunciar el comienzo del enfrentamiento entre Sevilla y la Real Sociedad.

Con un total de dos partidos perdidos en los doce jugados como local ante la Real, Sevilla salió a la cancha con Juan Soriano, Sergi Gómez, Carriço, Mercado, Navas, Sarabia, Banega, Roque Mesa, Promes, Ben Yedder y Munir.

Por el lado contrario, los de San Sebastián apostaron por Rulli, Zaldúa, Héctor Moreno, Raúl Navas, Theo, Zubeldia, Mikel Merino, Rubén Pardo, Sandro, Juanmi y Oyarzabal.

Transcurrían apenas los primeros minutos, cuando el mexicano tuvo un remate de gran potencia. Los nervionenses iniciaron con una cercanía peligrosa, pero fue disipándose con el paso del tiempo.

Prueba de lo anterior fue la anotación Sarabia al minuto 25′. Desde la izquierda, Promes llegó hasta el centro del área, para conectar con el centrocampista. Sin embargo, el conjunto Txuri-urdin ideó el empate para que cayera sólo tres minutos después.

El cruzado que tuvo Oyarzabal empató las acciones al 28′, anotación justa para abandonar el terreno de juego al cumplirse los primeros 45 minutos.

Desafortundamente para los visitantes, que buscaban recuperarse de su anterior pérdida ante el Atlético de Madrid, la segunda parte estuvo caracterizada por cuatro anotaciones de los sevillanos y sólo una más de la Sociedad. Desde el 48′, Ben Yedder sentenció con el que sería un hat-trick. Siguió edificándolo por el 58′ y hasta el 61′.

En el momento más crítico, el único anotador de la Real Sociedad se equivocó. Oyarzabal acabó con su equipo al anotar en propia puerta al 69′; Situación que logró enmendar al 78′, para finalizar con un 5-2.