• Georgia era favorito  por 13 puntos en las apuestas. 

Texas dio una de las grades sorpresas de la temporada en la NCAA al derrotar a Georgia por una pizarra contundente de 28-14 en el Sugar Bowl en New Orleans.

Los Bulldogs que eran hasta antes de este juego una de las mejores ofensivas aéreas del certamen, en ningún momento lograron establecer este juego y mucho menos ser determinantes.

A pesar de que Jake Fromm tuvo tres pases de anotación, no se mostró preciso y erró diversos envíos claves en tercera oportunidad.  Su mayor fortaleza que era el rubro terrestre cumplió a secas, pues Elijah Holyfield tuvo un promedio de 5.2yds en 12 acarreos, pero esto no fue suficiente.

En contraste, el pasador de Texas Sam Ehlinger no lanzó pase de anotación y apenas tuvo 169yds aéreas; sin embargo, por tierra llevó el balón en 21 ocasiones que le llevó una ganancia de 61yds y tres arribos a la zona prometida. Tre Watson fue su mejor amigo por la vía terrestre al promediar 5.1yardas cada vez que decidía tomar el ovoide.

Por aire Lil’Jordan Humphrey dejó en claro porqué es uno de los mejores prospectos de la nación, su habilidad le valieron siete recepciones y 67yds. 

  • Georgia aún registra 32 victorias en tazones lo que lo hace poseer la tercera mejor marca de la NCAA. 
  • Texas llegó a su victoria número 28 en tazones. 
  • La última vez que estos dos institutos se enfrentaron fue en 1984 y en aquella ocasión a Georgia solo le bastaron 10 puntos para derrotar a Texas. 
  • Los Longhorns no se coronaban campeones del Sugar Bowl desde 1948. 
  • Los Bulldogs quienes fueron sembrados como los número cinco de la nación y con una fuerte posibilidad de haber llegado a las semifinales terminaron la temporada con tres derrotas, mientras que Texas lo hizo con la misma cantidad de descalabros.