• Un duelo que sacará chispas en las semifinales de la Copa del Mundo.

El Saint Petersburg Stadium acogerá el primer partido de las semifinales del Mundial de Rusia 2018, en el que se verán las caras Francia y Bélgica.

Te puede interesar Escándalo en el vestidor de la Selección de Croacia

Ambos equipos fueron catalogados para la Copa del Mundo, como favoritos para levantar el título más ansiado en el futbol y han dejado en claro su posiciones e incluso, este duelo se considera como una gran final anticipada.

Para este enfrentamiento es importante destacar a los hombres más determinantes por cada selección y en el caso de Francia y Bélgica, Kylian Mbappé y Eden Hazard  serán factores claves por cada seleccionado. El joven jugador del PSG ha brillado con luz propia y se ha coronado como estrella de Rusia 2018. Destacando su actuación ante Argentina en octavos de final, cuando anotó dos tantos y provocó el penalti que sirvió para colocar el primer gol del partido.

Por su parte, Hazard se ha convertido en el pilar de Bélgica colocando a su equipo en semifinales, algo que no hacían desde 1986. Roberto Martínez ha sabido guiar a un vestidor como el belga que está repleto de jugadores de renombre y ha conseguido que dejen de lado la individualidad para darle prioridad al trabajo en conjunto, sacando provecho de jugadores como Eden, capaz de combinar con sus compañeros en todo momento, buscando las mejores soluciones y ayudando en defensa siempre que ha sido necesario.

El trayecto de los “galos” por la fase de grupos, puso en tela de juicio su favoritismo con dos victorias por la mínima y un empate a cero goles, sin embargo, las dudas se disiparon tras las dos exhibiciones en las eliminatorias. Se impusieron 4-3 ante Argentina y  2-0 frente a Uruguay.

Bélgica llega ganando todos y cada uno de su juegos de la máxima justa mundialista. Las alarmas se encendieron cuando Japón los vencían 2-0 en los octavos de final, pero lograron venir de atrás y salir airosos 3-2.  Su último duelo ante Brasil en cuartos de final, donde ganaron 2-1 dejaron atrás dichas alarmas y ahora tendrán por delante su prueba más dura.

Su choque más reciente tuvo lugar en 2015, un partido amistoso en el que Bélgica se llevó el gato al agua con un marcador de 3-4.

En lo que a partidos oficiales se refiere, Francia y Bélgica se han visto las caras en dos ocasiones, ambas con saldo favorable a los “galos”. Para el primer cruce nos tenemos que remontar al año 1938, cuando Francia logró imponerse por 3-1 y repitieron triunfo en el partido por el tercer y cuarto puesto del Mundial 1986 con un resultado de 4-2.

Comentarios