• Ivan Savvidis además, se disculpó por el incidente.

El Presidente del PAOK griego, Ivan Savvidis, ha pedido disculpas públicamente por su comportamiento en el juego ante AEK Atenas. Ese incidente, en el que el dirigente bajó al terreno de juego portando un arma de fuego y reclamó al árbitro central y que ya provocó que se suspenda indefinidamente la Superliga griega. Además, justificó porqué llevaba una pistola en el estadio y también su accionar en ese momento.

En una carta abierta a la afición escribió: “Quiero disculparme con todos los seguidores del PAOK y todos los aficionados del futbol en Grecia y en el resto del mundo. Me disculpo por lo que sucedió, está claro que no tenía derecho a salir al campo así. Mi reacción emocional se debe a la situación negativa generalizada que reina en el futbol griego últimamente y a todos los acontecimientos inadmisibles que tuvieron lugar poco antes del final del partido entre PAOK y AEK”.

 

 

Aclaró que: “Solo pretendía proteger a decenas de miles de aficionados del PAOK de las provocaciones, enfrentamientos o posibles víctimas humanas. Estoy luchando y seguiré luchando a pesar de los ataques recibidos a todos los niveles por un futbol más justo, con árbitros honorables en todos los partidos, para que los títulos se ganen en los estadios y no en las salas de los tribunales. De nuevo pido perdón”.

Yorgos Tratos, presidente de la Superliga griega dijo sobre la suspensión: “De la suspensión ni nada ni nadie se beneficia y además acaba con todos los pasos positivos que se habían tomado. Pone a todo el futbol griego en un peligro enorme, sin contar con las consecuencias financieras para todos los clubes”. El titular de deportes de Grecia, Yorgos Vassiliadis, afirmó que no le preocupa que la FIFA los expulse de competencias internacionales y que defenderá a la gente: “No vamos a poner en peligro el orden público y la seguridad porque algunos quieran hacerse el gallito”.

Comentarios