• Además de acusar al cuerpo policial de agredir a sus jugadores, Herrera también manifestó su descontento por el trabajo arbitral. 

El DT del América, Miguel Herrera, salió molesto de la semifinal de ida en la Liga de Campeones CONCACAF. Más allá de la derrota, ‘el piojo’ acusa a la policía canadiense de agredir a sus jugadores al finalizar el encuentro. 

http://

Los policías le pegaron a mis jugadores y la gente de CONCACAF lo vio, le pegaron a Marchesín, a Bruno y retaron Giber. La policía está para calmar a la gente, no para agredir a los demás. Espero que haya una sanción”, manifestó Herrera en conferencia de prensa.

Sobre la derrota, aseguró que su equipo remontará el marcador en casa, el Estadio Azteca, aun con que muchos los quieren ver eliminados. “Es obvio, el América es el más odiado y lo quieren ver fuera, pero no les vamos a dar el gusto y le daremos la vuelta”, aseguró.

El estratega dijo que a pesar de que su equipo cometió errores, el arbitraje condicionó a su escuadra y fue un factor para la derrota: “Hubo errores en los pases por la cancha, pero creo que eso no es factor. Nuestros errores fueron específicos y nos costaron”.

“Los jugadores querían usar una licra para taparse del frío y no los dejan por ser de color negro. Desde que te das cuenta que los árbitros vienen así de payasos, te condiciona el juego”, agregó.

Respecto al arbitraje, el director técnico mostró su descontento por la manera de marcar de los oficiales.

“Esperemos que en el Azteca no haya penales dudosos. Cuando la falta es clara, ni modo, lo aceptas, pero cuando no, los árbitros tienen que ser más imparciales”, finalizó.

Comentarios