• El equipo de México no pudo vencer a su similar de Estados Unidos en suelo norteamericano. 

Desde el estadio Nissan en Nashville, Tennessee, México visitó al siempre complicado vecino del norte, Estados Unidos. Con equipos plagados de jóvenes por el recambio generacional en ambos combinados, el juego fue dinámico. Sin embargo, el resultado final fue negativo y los norteamericanos vencieron 1 a 0 a los mexicanos.

Con un cuadro totalmente diferente al que presentó ante Uruguay, Ricardo “Tuca” Ferretti puso un tridente fresco y muy joven con Diego Lainez, Roberto Alvarado y Ángel Zaldivar. La primera jugada importante llegó al minuto 15′ con un cabezazo de Edson Álvarez. El americanista ya avisaba de la peligrosidad del cuadro azteca.

Al filo del descanso, la perla del América, Diego Lainez, desbordó por derecha para dejar cimbrados a sus marcadores. Posteriormente, el zurdo mandó un centro que fue tibiamente rematado y por ende, detenido por el arquero de Estados Unidos.

Para el segundo tiempo las hostilidades continuaron y el equipo mexicano se dispuso a seguir su intento por abrir el marcador. Poco a poco el volumen en cuanto a llegadas fue perdiendo poder y el juego se llevó hasta mediocampo, donde la superioridad física fue evidente para Estados Unidos. Todo desembocó con una tarjeta roja hacía Zaldivar y el juego se decantó para los locales.

Finalmente al minuto 71′, el equipo norteamericano tuvo un letal contragolpe y en un desborde por la izquierda, mandaron un centro retrasad que tomó de buena manera Adams para vencer a Hugo González. El equipo de las “Barras y las Estrellas”, ya tenía el juego en la bolsa.

Comentarios