• Las lesiones en las cervicales son escasas pero letales 

La lesión de Yasser Corona en la sexta cervical podría ocasionar su retiro prematuro de las canchas, sin embargo, el caso del defensor mexicano no se asemeja en lo más mínimo a las lesiones de la misma índole que te presentamos a continuación, las cuales no solo acabaron con la carrera deportiva, si no con su día a día.  

Alex McKinnon

Jugador de Rugby australiano que a los 23 años de edad en un juego de la NRL en contra del Melbourne, McKinnon, sufrió una grave lesión en dos cervicales del cuello, la cual tuvo como consecuencia dejarlo paralizado de la cintura hacia abajo. 

Eric LeGrand

El 16 de octubre del 2010. LeGrand liniero defensivo de Rutgers, en su intento de tacklear en un regreso de patada al jugador de la Universidad de Army, Malcolm Brown, sufrió una ruptura de las cervical C3 Y C4, lesión que lo dejó tetrapléjico. 

Devon Walker

Safety de la Universidad de Tulane. En 2012, un choque con su propio compañero dañó la cervical C4. Cosa que lo condenó a quedar paralizado del cuello hacia abajo, además   de usar un respirador de por vida.

Kevin Everett

El nueve de octubre del 2007, Everrett padeció una fractura y dislocación de la columna cervical, lo que resultó en lesión de la médula espinal. Contra todo pronóstico, el defensivo pasó de solo mover los ojos a recuperar la movilidad total del cuerpo.

Rudy Guelord Bhebey Ndey

El jugador congoleño, del AC Leopards en un juego de la Copa Africana inter-clubes, chocó con el cancerbero rival, acto que le provocó una terrible caída, ocasionándole heridas en la C5 Y C6. El club declaró que pagará los gastos médicos del jugador durante los próximos 25 años.

Ronny Keller

Keller, defensa del club de Olten, quedó parapléjico tras una violenta carga de un adversario, durante un encuentro de la segunda división de Suiza.

Chucky Mullins

El 28 de octubre de 1989, Mullins, safety de la Universidad de Mississippi, estrelló su cabeza contra la espalda del ofensivo, impacto que le rompió cuatro vértebras en su columna cervical. Dos años después del accidente, el jugador de entonces 21 años  murió a causa de un coágulo ocasionado por la falta de movilidad y mala circulación.

 

 

 

 

Comentarios