• Este fin de semana fue investida la clase 2018.

Se vivió la inducción al Salón de la Fama MLB 2018. Seis jugadores recibieron la prestigiosa cita del Hall el domingo: Chipper Jones, Vladimir Guerrero, Alan Trammell, Jim Thome, Trevor Hoffman y Jack Morris.

Te puede interesar: Los Cachorros de Chicago adquieren nuevo lanzador

La ceremonia del domingo fue especial para muchos fanáticos del béisbol dominicanos e hispanos, quienes acudieron en gran número, para presenciar cómo Guerrero se convirtió en el primer jugador de la República Dominicana en ser incluido en el Salón de la Fama.

  • Chipper Jones

Jones en 19 temporadas con los Bravos, acumuló 2.726 hits, 468 jonrones, 549 dobles. Fue nombrado como NL MVP Award (1999) y sumó ocho apariciones en All-Star Game. Fue elegido en su primera votación (con 97.2 por ciento de los votos).

  • Trevor Hoffman

Hoffman, gracias en gran medida a uno de los grandes cambios en la historia del béisbol; acumuló 601 salvamentos en sus 18 años de carrera (solo Mariano Rivera tiene más rescates), al tiempo que convirtió el 89 por ciento de sus oportunidades. 

  • Vladimir Guerrero

Uno de los mejores bateadores de bad ball. Guerrero en su carrera, registró 2.590 hits, 449 jonrones, 447 dobles, 181 bases robadas, nueve apariciones All-Star, ocho Silver Sluggers con una línea de bateo .318 / .379 / .553. Vladimir fue elegido en su segunda votación.

  • Jim Thome

Thome fue uno de los mejores bateadores de poder. El toletero pasó 22 años en Las Mayores y en el camino logró 612 jonrones. Dibujó la séptima mayoría de los paseos de todos los tiempos (1,747) y alcanzó la base más de 4,000 veces. También, superó los 1,000 hits extra base y construyó un WAR de 72.9. Fue inducido en su primera votación.

  • Jack Morris

En el transcurso de su carrera de 18 años, Morris ganó 254 juegos, ponchó a casi 2.500 bateadores, muescas 175 juegos completos, lanzado a una efectividad de 3.90 y siete veces terminaron en el top 10 de la votación de Cy Young. En 1991, Morris tuvo una de las mejores actuaciones de pitcheo en la historia de la Serie Mundial, cuando trabajó 10 entradas en blanco contra los Bravos en la victoria del Juego 7.

Comentarios