• La DFB respondió a las declaraciones del jugador sobre una posible discriminación racista.

El retiro de Mesut Özil despertó críticas en todo el futbol europeo, luego de que el futbolista asegurara una posible discriminación racista, por parte de la Federación Alemana de Futbol (DFB). 

Ha sido una decisión muy difícil porque siempre lo he dado todo por mis compañeros, el cuerpo técnico y la gente de Alemania. Pero cuando altos cargos de la DFB me han tratado como lo han hecho, con falta de respeto hacia mis raíces turcas y me han acusado injustamente de propaganda política, entonces ya basta. El racismo no debería ser nunca aceptable, dijo el futbolista de 29 años en un comunicado.

Ante lo acontecido, los federativos le respondieron por medio de su página web: Las fotos con el presidente turco Erdogan han planteado preguntas para muchas personas en Alemania. Concedemos de forma autocrítica que la DFB también ha contribuido al tratamiento del tema. Y es lamentable que Mesut Özil sintiera que no había sido suficientemente protegido como blanco de consignas racistas contra su persona”, mencionó.

Por otro lado, ellos rechazaron “categóricamente que la DFB esté asociada al racismo“, aseguraron en la misma, recordando que el mandatario fue acusado por el campeón del mundo de 2014.

Para finalizar, el mismo organismo lamentó la salida de Özil del combinado germano: “La DFB lamenta la salida de Mesut Özil del equipo nacional. Sin embargo, esto no cambia la determinación de la asociación de continuar el trabajo de integración exitosa de manera consistente y con una profunda convicción”, concluyó.

 

Comentarios