• Los captores afirmaron que si daba parte a la policía, matarían a su padre.

La selección nigeriana quedó eliminada del Mundial 2018, tras perder 2-1 ante Argentina, sin embargo, para el mediocampista de las “Águilas Verdes”, John Obi Mikel no fue una jornada fácil, pues sumado la derrota  y por ello la consecuente eliminación de su selección en la Primera Fase del Mundial, Mikel se enteró que su padre había sido secuestrado cuatro horas antes del partido.

El ex capitán del Chelsea fue notificado, (mediante una llamada telefónica) por parte de los captores que su padre, Pa Obi Mikel, había sido raptado en la autopista con tramo a Makurdi Enungu el pasado 26 de junio, según información publicada por el canal, Kwese ESPN, no obstante, fue liberado por la policía el día de ayer.

Los captores, quienes exigieron 10 millones de dólares, le informaron que si daba parte a las autoridades matarían a su progenitor, por lo que decidió guardar silencio y no hacer público la información correspondiente, actualmente, su padre fue trasladado al hospital en donde le dieron algunos puntos de sutura, aunque lo tuvieron que reingresar debido a que algunos de esos puntos se rompieron.

Esta es la segunda vez que el padre de Obi Mikel sufre un secuestro, ya que en 2011, fue raptado, aunque 10 días después fue liberado,  por lo que el jugador del Taijin Taeda de la Superliga de China, afirmó vía su representante que reforzarán la seguridad de la familia.

@La12Marco

Comentarios