• El británico Hamilton mantiene su hegemonía en la máxima categoría del automovilismo. 

El circuito de Marina Bay en Singapur fue testigo de la apabullante victoria del británico  Lewis Hamilton quién se mantuvo como líder absoluto durante 61 vueltas y subió a lo más alto del podio.

La segunda posición fue para el joven holandés Max Verstappen, quien durante su corta trayectoria ha tenido un buen rendimiento, hoy supo mantener el ritmo sobre la pista. Detrás en P3, el alemán Sebastián Vettel trató de rescatar el orgullo de Ferrari, en una carrera poco favorable para él y su equipo, donde su estrategia no surgió el efecto deseado. Por su parte, el tapatío Sergio Pérez, estuvo involucrado en dos incidentes y terminó en el puesto número 16.

Faltando ya seis carreras en el calendario, para terminar con la temporada 2018, Mercedes lo volvió a hacer y se van felices de Singapur, saben que llevan amplia ventaja por encima de Ferrari en el campeonato de pilotos. Con una diferencia de 40 puntos entre Hamilton y Vettel, pone al tetracampeón del mundo como favorito para ganar su sexto título.

El circuito de Singapur GP (carrera nocturna por excelencia de F1), se caracteriza por tener pocos rebases en pista, también por ser una superficie muy pesada, debido a la humedad que predomina en el recinto y esta edición no fue la excepción. Los punteros no se rebasaron en ningún momento, sólo en la vuelta 38, cuando Max Verstappen intentó causarle peligro por la “zona sucia” al tetracampeón mundial Lewis Hamilton, mientras pasaban a los pilotos rezagados, siendo protagonistas de la primera y única situación emocionante de la carrera.

La alargada fue poco llamativa, los tres primeros puestos mantuvieron sus lugares de inicio. Momentos y estrategia negativa para Ferrari quienes intentaron acercarse a las flechas de Plata, pero sólo les alcanzó para que Vettel obtuviera la tercera posición, siendo el único que utilizó una estrategia diferente a la de los pilotos punteros; arrancó con neumáticos blandos mientras los demás lo hicieron con ultra blandos.

Vettel fue el primer piloto de los tres punteros en entrar a pits en la vuelta número 16 optando por gomas ultra blandas. El equipo alemán de las flechas de plata, tuvo una pronta reacción y pidió a Hamilton que se presentara en zona de pits, sólo una vuelta después (LAP 17), para cambiar los neumáticos a ultra blandos.

Fue evidente que las gomas moradas le cayeron de maravilla al tetracampeón, porque a Vettel comenzó a volvérsele un víacrusis el poder dominar los neumáticos blandos y le fue imposible alcanzar al monoplaza número 44 de Mercedes.

Lo que predecía sería una mala noche para la escudería Force India, se confirmaba con el abandono en la primera vuelta de Esteban Occon, cuando chocó su monoplaza del lado derecho sobre el muro del circuito al intentar rebasar a su compañero de equipo: Checo Pérez.

“Checo” Pérez y Sirotkin peleando por la posición número 13, durante 4 vueltas el mexicano estuvo luchando por poder escalar peldaños en la pista, intentando rebasar por parte externa. El piloto de Williams no bajó los brazos y no se dejaba rebasar; llegó la vuelta 33, el tapatío perdió el control de su monoplaza y golpeó el auto de Sirotkin, perdiendo la velocidad y volviendo a los pits, para poder arreglar las fallas de su máquina a contra reloj.

El mexicano no fue sigiloso al intentar rebasar y terminó haciendo una maniobra con intención que fue llevada a investigación por los comisarios de la FIA. Para la vuelta número 40, Hamilton llevaba una diferencia de +3.597 segundos sobre Verstappen y +3.569 por encima de Vettel.

Minutos después las autoridades de carrera informaban que Sergio Pérez, sería penalizado con “drive trough”, lo que significa que debe perder tiempo a proposito, para quedar en la última posición (P19), a manera de castigo por la maniobra al momento de intentar rebasar a Sirotkin, vueltas atrás.

Al cruzar la línea de meta y ver ondear la bandera a cuadros, Hamilton consagraba su victoria número 69 en el máximo circuito del deporte motor. Siendo líder del campeonato con 281 puntos.

Dándole la seguridad a su equipo, Mercedes, que sigue liderando el campeonato de constructores con 452 puntos, por encima de los 415 unidades que tiene Ferrari. La próxima cita con la Fórmula 1, será el 30 de septiembre, cuando se lleve a cabo el Gran Premio de Rusia en Sochi.

  • Sexto podio de Lewis Hamilton en Singapur, viviendo su mejor racha desde el año pasado.
  • Victoria número 44 desde la Pole Position para el británico y la número 69 en su trayectoria. Sólo está a 22 de igualar las 91 de Schumacher.
  • Podio número 17 para Max Verstappen, es la ocasión número 7 que obtiene un podio en segundo lugar. Primer podio en Singapur.
  • Vettel logra su podio número 108 en F1, supera por 2 a Alain Prost.
  • Singapur cumplió 10 años siendo cede de un Gran Premio de F1.
  • En 2018 se han roto récords de velocidad en diversos circuitos, este año ha sido declarado como “El año de las sorpresas”.

Comentarios