Infantino ocupa el cargo desde el 2016.

Ante la inexistencia de otro candidato para las elecciones en la presidencia de la FIFA, el suizo-italiano, Gianni Infantino, permanecerá como máxima autoridad del balompié internacional por los siguientes cuatro años. La decisión se tomará el día 5 de junio, mismo donde se hará el proceso de inducción para ratificar al actual mandatario en su puesto, mediante un Congreso que se celebrará en París.

A pocos días de iniciar el Mundial Rusia 2018, el directivo de 48 años de edad, recalcó que buscaría la reelección como presidente del organismo, ya que pretende acercar a todo el mundo con la actividad futbolística y enfocarlo en cuestiones culturales, políticas y sociales. También uno de sus principales objetivos fue aumentar el número de equipos en una Copa del Mundo, mismo que comenzará a tener vigor a partir de la edición 2026 que compartirán México, Estados Unidos y Canadá.

El ex jugador originario de Suiza, Ramón Vega, se rumoreó como un posible candidato para ocupar la presidencia de la FIFA, pero esta opción fue descartada. Por su parte, el 10 de junio del año pasado era la fecha límite para registrar candidatos, donde uno de los principales requisitos es tener el apoyo de todas las confederaciones de futbol (CONCACAF, CONMEBOL, UEFA, AFC, OFC, CAF).

Infantino tomó el puesto como presidente de la institución el 26 de febrero de 2016, al vencer en la segunda vuelta al directivo de la AFC, Salman Bin Ibrahim Al Jalifa, con 115 votaciones, ocupando el cargo que dejó su compatriota, Joseph Blatter. Su candidatura se confirmó el 26 de octubre de 2015 gracias al apoyo del Comité Ejecutivo de la UEFA.