• El Olímpico de Londres vivió disturbios en el juego entre West Ham y Burnley.

Luego de los incidentes que se vivieron en el Estadio Olímpico de Londres, tras la derrota como local de West Ham United frente a Burnley por 3-0, el inmueble londinense sería clausurado, gracias a los actos vandálicos que presenciaron los aficionados durante el encuentro correspondiente de la fecha 30, por la Premier League.

Te puede interesar  Seguidores de West Ham ingresan al campo 

http://

Desde el 2016, el Olímpico de Londres se convirtió en la nueva casa de los “Hammers” tras la extinción del Boleyn Ground. El club inglés paga una renta por los derechos de inmueble, mismos que podrían rescindir sus servicios tras los hechos ocurridos del fin de semana. De expirar su contrato, el conjunto británico no tendría hogar para albergar sus partidos como local. 

Al minuto 67′, comenzaron los conatos de bronca. Un grupo de fanáticos saltó al terreno de juego con el objetivo de agredir jugadores; mismos que fueron separados por las autoridades. No obstante, el mediocampista Mark Noble, en defensa propia, tuvo que recurrir a los golpes para defender su integridad física.

http://

Otro sector trató de ingresar hasta el palco de los propietarios, David Sullivan y David Gold, exigiendo más estabilidad y mejores resultados. Por seguridad, ambos fueron obligados a desalojar las instalaciones.

Por su parte, el ex mediocampista de Chelsea, Frank Lampard, habló de lo sucedido y  considera al estadio como algo “dañino”. Reiteró que los fanáticos tienen derecho a estar molestos por los resultados adversos, pero explicó que no son las formas para expresarse; ya que afecta al mundo del futbol, a los demás seguidores y al resto de las escuadras.

West Ham ocupa la posición 16 de tabla en la Premier League, a sólo dos puntos del descenso, producto de siete victorias, nueve empates y 14 derrotas.

Comentarios