• Esta semana se llevaron a cabo las semifinales en la CONCACAF Liga de Campeones.

Los duelos que encabezaron las semifinales de ida en la CONCACAF Liga de Campeones, trajeron consecuencias. Esto luego de los altercados entre jugadores, cuerpo técnico y cuerpos policiales al medio tiempo del cotejo entre Toronto FC y América, que terminó con derrota del conjunto capitalino por 3-1.

Insertado

Los mandatarios de la competición, sancionaron económicamente a ambas instituciones por su mal comportamiento; aunado a declaraciones después el juego, donde el estratega, Miguel Herrera, afirmó que sus pupilos fueron agredidos por la policía canadiense.

Por otra parte, el defensor de las Chivas de Guadalajara, Jair Pereira, fue suspendido dos partidos tras imponer sus manos al cuello de un adversario mientras el balón no se encontraba en juego. Este incidente ocurrió en el minuto 84, mismo que decretó el triunfo del “Rebaño Sagrado”, por 1-0, frente a New York Red Bull. El zaguero se perderá el encuentro de vuelta y el partido de ida de la gran final, siempre y cuando el club tapatío supere la fase de semifinales.

Insertado

De acuerdo al reglamento estipulado por la CONCACAF, los tres equipos infringieron el artículo 52, donde menciona que alteran el juego limpio y la conducta inapropiada, que no está permitida dentro del terreno de juego.

El próximo 10 de abril, se llevarán a cabo los duelos de vuelta. América está obligado a remontar un déficit de dos goles para avanzar a la gran final; mientras Toronto con una victoria, empate o derrota por un gol, accederá a la eliminatoria por el título de la Concachampions.

En el caso de Chivas, una victoria, empate o descalabro por un tanto, le permitiría alcanzar por primera vez en una década la final en dicha confederación. Además, si consigue el triunfo en tierras neoyorquinas, tendrá el privilegio de recibir el encuentro decisivo en el Estadio Akron.

Comentarios