• Chivas no ofrecerá espectáculo pero sí un futbol efectivo en el rubro defensivo.

Las Chivas tuvieron un arranque prácticamente inédito en los últimos años, pues la última vez que los rojiblancos tuvieron un inicio de esta índole nos tenemos que remontar a la época de José Luis Real cuando en el año 2010 consiguieron un récord para la liga, con ocho victorias de manera consecutiva.

Este equipo en cuanto a calidad individual se refiere está muy lejos de aquel Chivas encabezado por Héctor Reynoso, Adolfo Bautista, Omar Arellano, Omar Bravo y el propio Javier Hernández antes de emigrar al futbol europeo.

Actualmente, los de Guadalajara si bien no han mostrado un estilo claro de juego, su futbol ha sido efectivo y prueba de ello son los tres resultados obtenidos. Los comandados por José Saturnino Cardozo se han recargado en el orden defensivo, prueba de ello es que no han recibido gol y ocupan el lugar número ocho entre las mejores ofensivas del torneo.

Chivas se medirá próximamente a Santos, Veracruz y Necaxa, un calendario en demasía accesible, pues solo los de Torreón representan en la teoría un verdadero reto.

De lograrse solventar la prueba ante Santos en condición de visitante, el invicto podría alargarse un mes más y será esa la verdadera prueba de la credibilidad de Chivas, un cuadro defensivo, que es un espectáculo hasta ahora en ese rubro.