• En una pelea que trajo polémica, fue el jalisciense “Canelo” quien resultó vencedor de la contienda. 

Ante una pletórica T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin se midieron en el segundo capitulo de esta rivalidad. Pese a la voluntad y apreciación popular, los jueces del combate dieron por ganador al mexicano y por ende, nuevo campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). 

Con dimes y diretes previos al combate, el originario de Guadalajara se llevó las papeletas por marcadores de  115-113, 114-114 y 115-113, que al final, causó controversia por lo visto y dictaminado por la gente que se dio cita en el estadio de la “Ciudad del Pecado”.

Los primeros 5 asaltos fueron un intercambio de golpes al centro del ring. Con un Golovkin calculador, Álvarez tenía la iniciativa para ir a buscarlo y conectarle una serie de ganchos y jabs que fueron bien eludidos por el kasajo. Este al verse atacado, contragolpeó de manera rápida por lo que Canelo tuvo que replegar y cuidar los ataques que iban dirigidos principalmente a su rostro. 

Con la pelea más avanzada en cuanto a episodios, ambos peleadores fueron más verticales en sus ataques. Enfrascados en un intercambio de golpes que cada vez era más notorios por el daño en sus rostros, el público explotó apoyando en su mayoría al mexicano, que con un par de jabs bien dirigidos, hicieron inflamar el pómulo derecho del campeón hasta ese momento. 

Con el cansancio evidente ante los ojos del respetable, ambos combatientes echaron el resto por un K.O que despejara dudas sobre un ganador. Los dos últimos rounds fueron de alarido, teniendo a Canelo con una última ofensiva que certificara su victoria ante el inteligente “GGG”, a quien la gran mayoría daba por vencedor. No fue así y el mexicano fue proclamado campeón. 

Comentarios