En un encuentro que estuvo bastante caliente desde el silbatazo inicial, Zlatan Ibrahimovic, delantero del Manchester United y Tyrone Mings, zaguero del AFC Bournemouth, protagonizaron un futbol agresivo en Old Trafford.

El roce entre ambos futbolistas comenzó cuando Mings pisó intencionalmente al sueco en el rosotro. Minutos después, el delantero de los ‘Red Devils’ le dio un fuerte codazo a Tyrone, lo que ocasionó la molestia de todos los presentes.

Sobre lo ocurrido, Zlatan fue claro al señalar que todo fue un simple accidente: “lo que pasa en el campo se queda en el campo. No soy alguien que ataca a otro fuera del campo. Tienes la televisión, puedes ver las imágenes. No era mi intención hacer daño a nadie”.

Por su parte, el defensor aseguró que jugar contra Ibrahimovic era algo que llevaba soñando desde hace mucho tiempo: “Ha sido una gran batalla y la he disfrutado todo el partido. Ya sabes lo que te encuentras cuando juegas contra él. Es algo que había soñado”.

Al final, ambas escuadras decidieron dividir unidades. Los de Mourinho llegaron a 49 puntos de 78 posibles, mientras que los pupilos de Eddie Howe registran 27 unidades, colocándose en la parte baja del balompié inglés.

Comentarios