• Los Falcons enfrentarán a Los Angeles Rams en el duelo de comodines. 

El flamante Mercedes-Benz Stadium de Atlanta, Georgia, albergó un auténtico juego adelantado de Playoffs entre los Falcons y los ya clasificados Carolina Panthers. Con la necesidad imperiosa de obtener un triunfo, el vigente campeón de la NFC, debía vencer a Carolina por un lugar en la post temporada.

Al final, los Halcones ganaron con marcador de 22-10, dándole acceso a la post-temporada y que los pone a soñar rumbo a un nuevo Super Bowl.

La obligación fue local y Matt Ryan encabezó la ofensiva con un plan de juego muy variado. Tan solo en el primer cuarto, y éste rebasó las 100 yardas al pase, que dio frutos con una primera serie exitosa anotando un touchdown, cuando encontró a Devonta Freeman en las diagonales. Julio Jones fue otro que ayudó bastante en trayectorias largas, consolidando las terceras oportunidades.

Carolina no bajó los brazos y ajustaron a la defensiva que impidió que Atlanta avanzara más. Por su parte, Cam Newton comenzó a carburar una ofensiva aletargada y que con solo 66 yardas al pase en la primera mitad, fue insuficiente. Tuvo que acarrerar el ovoide él mismo en actos de escapismo, hasta la zona roja y con un envío a Devin Funchess, empató el juego a 7 e irse a descansar.

Con la firme convicción de ir por el triunfo que les diera tranquilidad, Atlanta se volcó y Ryan detonó por aire para casi 300 yardas y encontrar en su aliado principal, a Julio Jones y el pateador, Matt Bryant, para ir sumando de a 3 y acrecentar la ventaja.

Las Panteras se vieron frenadas y ni por aire o tierra pudieron hacer daño a los locales, que hicieron siempre una buena lectura. Newton solo pudo lanzar otras 60 yardas, producción muy pobre para intentar ganar el juego. Fue cuando un certero Bryant, aprovechó cada una de la posición del balón y conectar un nuevo gol de campo que acercó al triunfo a su equipo, que se cerró con una intercepción de Atlanta cuando el “SuperCam” entregó el ovoide.

Comentarios