• La policía controló de buena forma el altercado.

La policía se vio en la necesidad de abrir fuego en una cancha de futbol contra la afición, con el fin de evitar una tragedia. Esto después de que los fanáticos, saltaran al terreno de juego para confrontar a los jugadores. 

Sucedió en el duelo entre el Atlético Grau y el Sport Chorrillos, por la Copa Perú. El cotejo tuvo que ser suspendido a los 73′ minutos, debido a que los hinchas lanzaban objetos contundentes al terreno de juego.

Los hinchas del Chorrillos, enfurecieron aún más y entraron al campo a golpear jugadores e incluso árbitros. Esto llevó a que seis policías en el lugar dispararan al aire, para dispersar el caos. 

Comentarios