• Ohio State acabó su año con 12 victorias.

Ohio State se llevó el primero de los seis tazones grandes, al derrotar a USC por pizarra de 24-7, en el Cotton Bowl, llevado a cabo en el AT&T Stadium.

http://

El quarterback de los Buckeyes, J.T. Barrett, tuvo una actuación discreta en rubro aéreo, pues tan solo acumuló 114 yds con 11 pases completos; sin embargo, por la vía terrestre convirtió dos touchdowns y 66 yardas en 16 acarreos, siendo el líder corredor con un promedio de 4.1 yds. 

Por otro lado,  Sam Darnold, quien se perfila a ser la primera selección global del próximo draft, sumó 356 yds, con una intercepción, además de un balón suelto provocado por la falta de protección que permaneció durante todo el cotejo. El receptor predilecto de Darnold, Deontay Burnett, sumó 12 recepciones y 139 yardas, aunque de poco ayudó.

El ataque terrestre de los Troyanos, fue detenido por la defensiva de Ohio; en consecuencia, tuvieron un vergonzoso y raquítico promedio de 1.6 yds, cada vez que buscaron por ofender por tierra.

Durante el tercer y cuarto cuarto de la defensiva de Urban Meyer, impuso condiciones ayudado por la endeble línea ofensiva de USC, situación que terminó por sentenciar el encuentro.

  • En la historia de enfrentamientos directos entre Ohio State y USC en Tazones, ahora están empatados con cuatro victorias cada uno. 
  • A Ohio le bastó convertir dos de 12 terceras oportunidades, para ganar el encuentro. 
  • Los Troyanos totalizaron 413 yds, casi el doble que su rival, pero esto fue obsoleto por la falta de efectividad en momentos clave.
  • USC tuvo tres perdidas de balón, consecuentes en la derrota a largo plazo.
  • Ambos equipos terminaron la temporada regular con solo dos derrotas.

Comentarios