• Atlas Femenil ha sido tema en cuestión de bajos salarios

Después de la polémica que se suscitó por la jugadora de Atlas Femenil, Alicia Cervantes, quien reveló que percibía un salario de $1,500 pesos mensuales y en consecuencia, decidió dejar la institución debido a que no podía solventar sus gastos personales; el vicepresidente del conjunto “rojinegro”, Alberto de la Torre, habló acerca del tema y señaló que tanto la atacante, como las demás jugadoras, obtendrán un aumento de sueldo.

La directiva afirmó que el inicio de la Liga MX femenil, derivó un tope salarial, ya que tenían que cumplir con ciertos estándares para que con el paso del tiempo hubiera una mejor estabilidad y equidad. Agregó que Cervantes, tiene las puertas abiertas en la institución y su reincorporación se efectuaría cuando ella lo desee: “Hubo un tope salarial y en su momento nosotros tuvimos que aceptar y todas las integrantes del plantel que eran 34 lo aceptaron y realmente era una ayuda económica”, declaró De la Torre. 

El caso de Alicia Cervantes, se llevó hasta la Asociación Mexicana de Futbolistas, que encabeza Rafael Márquez, donde platicaron personalmente con la jugadora y que por cuestiones económicas se marchó de la organización. De la Torre, mencionó que trataron de negociar, pero no llegaron a un arreglo. La futbolista tendrá la decisión final si continúa o no en Atlas, con quienes tiene seis meses más de contrato. 

http://

Otras jugadoras, se enteraron personalmente que recibirían un sueldo mayor a lo estipulado. Samara Alcalá, quien está concentrada con la Selección Mexicana Sub-20, supo un poco después sobre el incremento que adquirirá. La defensa no ocultó su felicidad, luego de que esa ayuda permitirá que la Liga femenil siga creciendo, lo que le da muchos cambios para ella y sus compañeras en el terreno de juego.

Comentarios