• Jake Olson, obtuvo una beca deportiva en USC 

Jake Olson, de 20 años, consiguió debutar en un partido oficial, en el que su equipo, la  USC derrotó  a Western Michigan. Esto no tendría mayor relevancia, si Olson no estuviera ciego desde los 12 años. 

Una vez que Olson centró el balón para completar el punto extra, en los últimos tres minutos del cotejo, el estadio entero se volcó en aplausos, pues nadie puede hacer algo diferente, si se conoce la historia de este muchacho.

“Me encantaba estar ahí fuera, era una sensación increíble, algo que recordaré para siempre”, dijo Olson.

Un cáncer en la retina le quitó el ojo izquierdo  cuando era bebé y él era sabedor  de que paulatinamente perdería el ojo derecho, cosa que sucedió a los 12 años. Esta enfermedad  le quitó la vista totalmente, pero ni una sola gota de coraje, pues antes de esto, observó la práctica de USC y estaba decidido a jugar algún día . 

Cuando el equipo conoció la historia del pequeño, lo adoptaron y le permitieron correr por el túnel con el equipo y permanecer en la banca y jamas perdió el sueño de jugar  ahí.

Algún día, él va a encajar en un juego para nosotros”, dijo Sarkisian, coach del equipo “¿Cuándo ?, no lo sé, pero sucederá”.Cuando llegue ese día, será increíble”.

Olson requirió de varios años de ardua práctica para poder conseguirlo, pero finalmente perfeccionó y depuró una técnica perfecta.

“No lo vimos como una persona ciega”, dijo su compañero Jerry Fitschen al periódico. “Lo vimos como un jugador de futbol”.

 

 

 

 

 

 

Comentarios