• De las cenizas a la reinvención, así fue la reconstrucción de la Federación Rusa.  

Lo que comenzó como la mayor revolución del Siglo XX en 1917 en la actual Rusia, culminó con un desmoronamiento paulatino en 1991. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, abreviada por sus siglas, URSS, polarizó la escena internacional en la época contemporánea de la humanidad.

Resultado de imagen para Union sovietica

Sin embargo, como toda maquinaria a la que no se le repara, su proceso de “oxidación” y final obsoleto, trajo una nueva etapa en el país más extenso territorialmente hablando, el que hoy ha vuelto a ser un protagonista en todo sentido; como siempre lo fue y seguirá siendo.

Resultado de imagen para caída urss

– Muerte anunciada

La “Guerra Fría“, aquel enfrentamiento no armado entre las súper potencias URSS vs EUA, donde el desgaste en recursos naturales, inversión de su PIB, alianzas económicas regionales y la simple protección de su esfera de influencia con la carrera armamentista; llevó a la Unión Soviética a un relentizamiento en sus sectores de producción, derivados del envejecimiento en su estructura política y nulo crecimiento en el sector minero, agrícola y competitividad de su tipo de cambio.

Resultado de imagen para guerra fria

Como si se tratara de ejemplificar un hecho inminente, el fallecimiento de Leonid Brézhnev en 1982, Secretario General del Partido Comunista y último estandarte del grupo de Stalin, mostró lo que en menos de 10 años sería la caída inminente del bloque comunista. Su lugar fue ocupado por un nuevo personaje, uno más flexible y consiente de una evolución que llevaría a la URSS a un fin. Su nombre; Mijaíl Gorbachov.

Resultado de imagen para leonid brezhnev funeral

Con él, nuevas políticas y apertura de una URSS que permaneció en el ostracismo durante más de 60 años, fueron rompiendo la carcaza que rodeaba al némesis, por excelencia de Estados Unidos de Norteamérica. La “Perestroika“, iniciativa promovida por el mismo Gorbachov, lejos de fortalecer un sistema destinado a la muerte, solo aceleró este proceso y lo que fue un intento por rescatar lo inevitable, terminó por ser el último clavo de una Súper Potencia.

Resultado de imagen para Mijail Gorbachov

Del caos a la unificación 

Tras concretarse la disolución de la URSS en 1991, algunos pilares del extinto estado como el Ejercito Rojo y la policía secreta (KGB), se mantuvieron solo por un tiempo, hasta que desaparecieron por la entrada de un nuevo gobierno presidido por el contrapeso del gobierno vigente; Borís Yeltsin. Bajo su mandato de 1991 a 1999, tomó la drástica decisión de cortar el control del estado sobre los precios en canasta básica, recortar el gasto publico en diferentes áreas y finalmente, abrir a Rusia al comercio exterior.

Resultado de imagen para caída urss

Todas estas acciones, impactaron en la calidad de vida de la población pues los subsidios que anteriormente eran aportados por el gobierno terminaron. Como una medida extraordinaria, comenzó la privatización de los sectores mineros, petroleros y de agricultura, que terminó por caer en manos de antiguos líderes soviéticos y la mafia, que consolidó su poder en la economía interna de la Federación Rusa.

Resultado de imagen para Yeltsin Clinton

Ascenso y consolidación

Luego una convulsiva transición en el país, el chivo expiatorio perfecto fue el mismo Yeltsin, quien se vio forzado a abandonar el gobierno y dejarlo en manos del primer ministro; Vladímir Putin. Este personaje, llamado hoy en día la persona más poderosa del planeta, unificó los poderes detrás del gobierno como el apoyo de la mafia, el restablecimiento de relaciones exteriores con China y limó asperezas con los Estados Unidos.

Resultado de imagen para Vladimir Putin Yeltsin

Con Putin, el liderazgo y presencia de Rusia regresó como en tiempos pasados, posicionándolos como una potencia a nivel cultural, económica y militar. Con un gen “zarista”, las ambiciones actuales del gobierno ruso son de expansión, presencia y hegemonía en todo ámbito. Los deportes, como bandera de presencia, es una de las principales maneras de externar ello y el Mundial de Rusia 2018, será una manera de sentar un precedente del pueblo ruso.

Resultado de imagen para Vladimir Putin

  • El deporte ruso como instrumento de poder

Nacidos para competir, ganar y dominar, los rusos transmitieron su hambre por demostrar a la humanidad su capacidad en cualquier ámbito. La artes, ciencias, armamento, etc., las disputaron palmo a palmo con los norteamericanos dejando como atractivo principal las disciplinas deportivas. Los Juegos Olímpicos, fueron por excelencia la plataforma idónea para trasladar la rivalidad con Estados Unidos y evidenciar ante los demás, la supremacia atlética.  

Oro y gloria, la constante sovietica.

La antigua URSS, fue una de las naciones más aplaudidas en los Juegos Olímpicos. Dominaron de los 50’s a los 60’s, además de sus propios juegos celebrados en la Capital, Moscú, en 1980. Ahí, se llevaron el medallero por completo, con un total de 195 medallas, que se dividen entre 80 de Oro, 69 de Plata y 46 de Bronce. En esos juegos, el gimnasta Aleksandar Dityatin, fue el primer atleta en conseguir 8 medallas en una sola justa olímpica.

Esto fue algo normal en la época. Desde 1952, en los Juegos de Helsinki, cuando la Unión Soviética quedó abajo de los Estados Unidos en el medallero, por 5 preseas (USA 76 – URSS 71). A partir de ahí, no soltaron la punta. En Melbourne 56, sumaron un total 98 medallas (los americanos lograron 74). En Roma 70, aplastaron las disciplinas con un monto de 103 preseas, por tan sólo 71 de Estados Unidos.

Posteriormente, vinieron dos ‘caídas’ en los medalleros, en las ediciones de Tokio 1964 (96 logros en total) y México 1968 (91). Ambas, estuvieron por debajo de los norteamericanos, quienes se colgaron 90 en la primera (más Oros) y 107 en la segunda.

Pero se levantaron de las cenizas y con mucho esfuerzo fueron a la cima en los Juegos Olímpicos de: Múnich 1972 (99), Montreal 1976 (125) y Moscú 1980 (195). Entre esas, en el baloncesto dentro de la sede en Alemania, la URSS se impuso en la Final más dramática de la disciplina, dentro del deporte Olímpico. Eso rompió el dominio de 7 Oros consecutivos para las ‘Barras y las Estrellas’.

Todo esto, en esa época dorada para la Unión Soviética deportivamente, se vio aún más engrandecido por lo hecho con su Selección. En la Copa Mundial de Inglaterra 1966, consiguieron un final histórico, al quedar en el 4to lugar. La escuadra ‘roja’, disputó el último partido contra la Portugal de Eusébio, quien logró batir a la ‘Araña Negra’, Lev Yashin, quien para muchos, es el mejor portero de la historia. Logró atajar más de 150 penales en su carrera. Sin duda alguna, la Unión Soviética vivió su época dorada en el deporte, política e incluso, en el Espacio.

El mundial en Rusia, será el marco perfecto para que los ojos del mundo vuelvan a ver a esta grandísima potencia renacer. Seremos testigos de una sede imponente, que sin duda quedará en la memoria.

Comentarios