• La bielorrusa no estará en el primer Grand Slam del año.

El futuro de Victoria Azarenka para este 2018 está en duda. Originalmente la bielorrusa planeaba participar en el primer Grand Slam del año, el Abierto de Australia, pero recién confirmó que no estará en el certamen. El motivo es que el litigio que mantiene con su ex pareja por la custodia de su hijo sigue en pie y la ex número 1 del mundo le dará prioridad a este tema familiar.

En los últimos 20 meses ha disputado apenas dos torneos, uno de ellos Wimbledon 2017, en el que llegó a Octavos de Final. Primero estuvo de baja por el embarazo y una vez que regresó a las canchas comenzó el pleito legal con el padre de su hijo. El 2018 debía empezar en Auckland para Azarenka, pero incluso antes de este torneo informó que por tiempo indefinido no competirá. Es razonable asumir que por lo menos hasta que no llegue a un arreglo en el litigio.

Victoria había recibido un wild card por parte de los organizadores, ya que su actual ranking, 210, no le permite entrar al cuadro. Azarenka ya ganó en dos ocasiones el Abierto de Australia, el último de ellos en 2013. Además es el único Grand Slam que ha podido conquistar en singles. De momento se baja una de las tenistas que más atención generaba a su alrededor  y su regreso formal tendrá que esperar.

Comentarios